la Arqueologia hace grandes descubrimientos Biblicos

Por el Pastor Dawlin A. Ureña)
EE.UU., (ORBITA).- En ocasiones algunos escépticos han usado la mención de los Magos de Oriente para mofarse de la Biblia y el recuento bíblico del nacimiento de Jesús alegando que los Magos no existieron y que sólo fueron fruto de la imaginación vívida de los escritores de los libros bíblicos en los que se mencionan. Pero… Los Magos de Oriente no son personajes creados por siglos de tradición cristiana. Su existencia, además de quedar bien testimoniada en el Evangelio, ahora es documentada por los descubrimientos arqueológicos. Esta curiosa y extraordinaria revelación se encuentra contenida en una tablilla, en la que se han acuñado caracteres cuneiformes. Se trata de un auténtico documento astronómico y astrológico (entonces las dos disciplinas eran hermanas gemelas) que revela la existencia de una conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis en el año 7 antes de Cristo.

Los Evangelios enmarcan el nacimiento de Jesús en tiempos del censo del imperio ordenado por César Augusto, cuando Quirino era gobernador de Siria, y en los últimos años del rey Herodes, quien falleció el mes de marzo del año 4 a.C. Para los historiadores, Jesús nació unos siete años antes del año «0». El evangelista Mateo (2, 2) pone en relación el evento de Belén con la aparición de una estrella particularmente luminosa en el cielo de Palestina. Y es precisamente en este momento en el que la tablilla de arcilla ofrece un testimonio particular.

Existen muchas hipótesis sobre la estrella que vieron los magos (“magoi” en griego era la palabra con que se denominaba a la casta de sacerdotes persas y babilonios que se dedicaban al estudio de la astronomía y de la astrología) y que les llevó a afrontar un viaje de unos mil kilómetros con el objetivo de rendir homenaje a un recién nacido.

El 17 de diciembre de 1603, Johannes Kepler, astrónomo y matemático de la corte del emperador Rodolfo II de Habsburgo, al observar con un modesto telescopio desde el castillo de Praga el acercamiento de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis, se preguntó por primera vez si el Evangelio no se refería precisamente a ese mismo fenómeno. Hizo concienzudos cálculos hasta descubrir que una conjunción de este tipo tuvo lugar en el año 7 a.C. Recordó también que el famoso rabino y escritor Isaac Abravanel (1437-1508) había hablado de un influjo extraordinario atribuido por los astrólogos hebreos a aquel fenómeno: el Mesías tenía que aparecer durante una conjunción de Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis. Kepler habló en sus libros de su descubrimiento, pero la hipótesis cayó en el olvido perdida entre su inmenso legado astronómico.

Faltaba una demostración científica clara. Llegó en 1925, cuando el erudito alemán P. Schnabel descifró anotaciones neobabilonias de escritura cuneiforme acuñadas en una tabla encontrada entre las ruinas de un antiguo templo del sol, en la escuela de astrología de Sippar, antigua ciudad que se encontraba en la confluencia del Tigris y el Éufrates, a unos cien kilómetros al norte de Babilonia. La tablilla se encuentra ahora en el Museo estatal de Berlín.

Entre los numerosos datos de observación astronómica sobre los dos planetas, Schnabel encuentra en la tabla un dato sorprendente: la conjunción entre Júpiter y Saturno en la constelación de Piscis tiene lugar en el año 7 a.C., en tres ocasiones, durante pocos meses: del 29 de mayo al 8 de junio; del 26 de septiembre al 6 de octubre; del 5 al 15 de diciembre. Además, según los cálculos matemáticos, esta triple conjunción se vio con gran claridad en la región del Mediterráneo.

Si este descubrimiento se identifica con la estrella de Navidad de la que habla el Evangelio de Mateo, el significado astrológico de las tres conjunciones hace sumamente verosímil la decisión de los Magos de emprender un largo viaje hasta Jerusalén para buscar al Mesías recién nacido. Según explica el prestigioso catedrático de fenomenología de la religión de la Pontificia Universidad Gregoriana, Giovanni Magnani, autor del libro «Jesús, constructor y maestro» («Gesú costruttore e maestro, Cittadella, Asís, 1997), «en la antigua astrología, Júpiter era considerado como la estrella del Príncipe del mundo y la constelación de Piscis como el signo del final de los tiempos. El planea Saturno era considerado en Oriente como la estrella de Palestina. Cuando Júpiter se encuentra con Saturno en la constelación de Piscis, significa que el Señor del final de los tiempos se aparecerá este año en Palestina. Con esta expectativa llegan los Magos a Jerusalén, según el Evangelio de Mateo 2,2». «¿Dónde está el Rey de los judíos que ha nacido? Pues vimos su estrella en el Oriente y hemos venido a adorarle» preguntan los magos a los habitantes de Jerusalén y después a Herodes.

La triple conjunción de los dos planetas en la constelación de Piscis explica también la aparición y la desaparición de la estrella, dato confirmado por el Evangelio. La tercera conjunción de Júpiter y Saturno, unidos como si se tratara de un gran astro, tuvo lugar del 5 al 15 de diciembre. En el crepúsculo, la intensa luz podía verse al mirar hacia el Sur, de modo que los Magos de Oriente, al caminar de Jerusalén a Belén, la tenían en frente. La estrella parecía moverse, como explica el Evangelio, «delante de ellos» (Mt 2, 9).

En estos momentos, donde el descubrimiento de otro importantísimo artefacto arqueológico que prueba la existencia de personajes como José, el esposo de María, la madre de Jesús, además de uno de los hermanos carnales de Jesús – sí, nacido del vientre de María – esta reciente revelación sobre la realidad histórica de estos sucesos, nos deben hacer sentir a los Creyentes muy complacidos de que por fe hemos creído por tanto tiempo, pero ahora nuestra fe ha sido confirmada. ¡Gloria a Dios en lo alto!.

Fuente: Orbita.com

About these ads

10 thoughts on “la Arqueologia hace grandes descubrimientos Biblicos

  1. La Santísima Virgen María solo tuvo por hijo a Jesús, pues había ofrecido su virginidad a Dios. No conoció varón, y fué, y es Virginal, como merecía ser la Madre de Dios. Los hijos que le achacan son parientes consanguineos, pero no hijos. Busquen en el idioma hebreo y veran que no existe palabra para definir “primos hermanos” por lo que se les llamaba solamente hermanos. Saludos, Margarita

    Like

      • ¡Hola! recibií su amable invitación a leer la Biblia, respecto a los hijos de María. ¿Podría, por favor, leer Levítico 10, 4, y el versículo 6 del mismo capítulo? también lo invito a leer Deuteronomio 1, 16; 2,4: 2,8: etc.
        Luego por favor lea Numeros 32, 6, y solo para poner algunos ejemplos, acerca de la palabra hermanos en el pueblo hebreo.
        Por favor, una petición más, crea en la Pureza de la Santísima Virgen María, ella lo merece. Saludos, Margarita

        Like

      • Saludos Margarita he leido todo lo que pusiste y no me dice nada, Pero hablemos… esta usted en dominicana? sentemos a hablar a raiz de la biblia que le parece?? o sabia usted que la palabra conocer en su biblia es Relaciones Sexuales, y conocio JOse a MAria … que le parece?

        Ademas parece ser que usted creen mas en Maria que en el mismo Jesus.. Maria fue virjen, Jesus nacio de una mujer virjen, LLamada Maria.. pero luego de nacer Jesus, Maria se Caso con JOse… o no lo has leido en la Biblia?

        Like

      • ¡Hola, señor desconocido, a menos que su nombre sea Ministerios Israel Valenzuela! nuevamente aquí estoy, para aclararle que soy una señora mayor, 65 años, por lo que la palabra “conoció” si me es comprensible, solo que ¿en qué parte de la Biblia dice que José “conoció” a María? en mi biblia no dice nada de esto. Yo creo que la Pureza de la Santísima Virgen María, por convicción, y por deducción, Soy mexicana, crecí en un hogar donde se respetan las tradiciones cristianas, y así lo he hecho con mi familia, Creo en Nuestro Señor Jesucristo, purísimo y castísimo, así como en la Virginidad de Su Madre, por Gracia suya, nuestra amadísima madre a quien amo y respeto. Espero me conteste en qué lectura de la Biblia viene eso que me dice, por favor. A propósito, de donde es usted, y a qué religión pertenece? no porque esto haga la diferencia, sino para entender su postura. Saludos, Margarita

        Like

      • Saludos mi nombres es Israel Valenzuela Busquemos en la biblia Mateo 1:23 – He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo,
        Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros. 24Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, Y RECIBIÓ A SU MUJER.
        25Pero NO LA CONOCIÓ HASTA QUE DIO A LUZ A SU HIJO PRIMOGÉNITO; y le puso por nombre JESÚS
        Está claro que luego de tener a su primogénito (el primer hijo) María conoció a José y tuvo al menos seis hijos más. El segundo era Santiago llamado claramente sin ninguna duda “el hermano del señor”. Es terriblemente claro ese término que los católicos ignoran no entiendo de qué manera.
        Otro término (además de los clarísimos “primogénito” y “el hermano del señor”) es el contundente “ni siquiera sus hermanos creían en él”. Ya no puede quedar ninguna duda.

        Like

      • ¡Hola, Señor Israel Valenzuela! gracias por confiarme su nombre. Seguimos en las mismas, usted a lo de los hermanos de Jesús, y yo a defender la Virginidad y Pureza eterna de la Santísima Virgen María. He leído el párrafo que me indica, y es verdad que dice que José recibió a su esposa, Maria, pero esto no quiere decir que la “conociera” en la intimidad esponsal.
        A lo que aquí se refiere la Biblia es al comentario que hace el evangelio, después de ser escrito y traducido a los idiomas que se requieran. La Fe y la Esperanza nos llevan al verdadero sentido de responsabilidad que había en ese hogar, dispuesto por Dios para dar albergue y seguridad a sus amores, la Santísima Virgen María y el niño Jesús, donde prevalecen los valores de Pureza y Responsabilidad que tanto estima Dios, y no porque El no bendiga las uniónes matrimoniales, pues somos seres sexuados, pero sí, que la Consagración a El, el la agradece y bendice.
        Valoro lo que usted se toma de tiempo para transmitir la verdad de la letra de la Biblia, le pediría, invocando el poder del Espíritu Santo, ir a lo profundo de este Mensaje de Salvación, más allá de la letra, y crea que esa es la realidad. No se si usted crea en la Virgen María, como lo hacemos nosotros, creo que no, pero le daré una explicación razonable: La Santísima Virgen María, cuando se aparece a Juan Diego, le dice: Soy la Santa Virgen María, Madre del Verdadero Dios por quien se vivie….
        Reafirma Su Virginidad y Su Maternidad Divina. Le creería a Ella, o lo que las traducciones del Evangelio, tal vez desvirtuando algunos términos, puedan errar? Yo Creo en Su Virginidad y Su Pureza. En cuanto a hermanos, nuevamente, se refiere al término de familia, comunidad, humanidad. Todos somos hermanos, y no de un mismo padre y madre bibiologicos. Hermanos, por apostolados, por familiares, relativo a comunidad, etc. Así lo creo yo, Margarita

        Like

  2. cuando se documento tal allasgo, que medio lo registro, porque un allasgo tan importante no ha tenido una amplia divulgacion por los medios
    gracias

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s