NUESTRAS OBRAS NO PUEDEN AGRADAR A DIOS

Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de Dios, pero no conforme a ciencia. Porque ignorando la justicia de Dios, y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios. —Romanos 10:2, 3

Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia. —Isaías 64:6a

Cuando yo dijere al justo: De cierto vivirás, y él confiado en su justicia hiciere iniquidad, todas sus justicias no serán recordadas, sino que morirá por su iniquidad que hizo. —Ezequiel 33:13

Y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. —Romanos 8:8

Ya que por las obras de la ley ningún ser humano será justificado delante de él. —Romanos 3:20a

No que seamos competentes por nosotros mismos para pensar algo como de nosotros mismos, sino que nuestra competencia proviene de Dios. —2 Corintios 3:5

El justo por la fe vivirá. —Gálatas 3:11b

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s