El Peligro de Perder la Presencia de Dios

Resultado de imagen para presencia de Dios

En esta historia Israel perdió 30,000 hombres. ¿Pero por qué sucedió eso si Dios estaba protegiendo a Israel?

Fue porque la presencia de Dios no estaba en su vida. En el verso 19 vemos la palabra Ichabod que significa sin gloria, la gloria de Dios los dejó. En este capítulo el Arca fue capturada y Dios dejó a Israel, por lo que sufrieron grandes pérdidas.

Primero debemos entender la presencia de Dios y su propósito.

¿Qué es la presencia?

La presencia de Dios es la persona de Dios mismo revelado en un tiempo específico. Cuando la presencia de Dios se manifiesta, usted la siente. Su presencia es tangible – usted puede sentirla, verla y oírla. Puede sentirse y puede verse en el ámbito espiritual. La presencia también puede percibirse, nunca a través de un hombre sino a través de Dios mismo.

La presencia es una atmósfera que envuelve al cuerpo. Es un moment en el tiempo como una sombra que le cubre.

¿Por qué no puede sentir o percibir la presencia?

Cuando usted no puede sentir o percibir la presencia es por el pecado y la iniquidad. La iniquidad es la presencia de algo torcido, algo perverso. Es maldad, injusticia, algo inmoral. Cuando estas cosas están presentes en una persona crean una pared, haciendo imposible sentir la presencia y verla manifestada.


“Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros Su rostro para no oír.” – Isaías 59:2

¿Cuál es el propósito de la presencia?

El propósito de la presencia es que la Palabra de Dios sea manifestada. La presencia no puede ir separada de la Palabra. Las dos van juntas.

¿Cómo podemos tener acceso a la presencia?

A través de la oración y la adoración es que la presencia se manifestará porque la adoración es  reconocer a Dios. Cuando hay una constante progresión de adoración la presencia se siente más fuerte. La adoración crea una atmósfera donde la presencia de Dios es manifestada.

Al ser conscientes de Dios en nosotros en el momento presente. Estar conscientes de Él como si Dios estuviera justo al frente suyo. Recuerde que el Espíritu Santo mora en usted. Una atmósfera se construye a través de declaraciones, palabras, oración, y adoración. Cada persona que tiene un estilo de vida de oración y adoración siempre será un portador de la presencia de Dios.

Evidencias de que está en la presencia:

Tiene descanso, paz y abundancia de gozo.

¿Qué le pasa a una persona cuando está en la presencia?

  • Se despierta el temor de Dios dentro de ellos.
  • Se despierta el adorador dentro de ellos.
  • Hace que quieran buscar de Dios.

Los adoradores viven en la presencia de Dios, dondequiera que la presencia va ellos la siguen.

Aún si su vida es un desorden no debería correr de la presencia de Dios, tiene que correr hacia ella. Si usted hizo algo malo, si usted cometió un pecado horrible, usted debe siempre correr a la presencia.

Consecuencias de la atmósfera equivocada:

En el libro de Génesis vemos que Dios creó una atmósfera antes de crear al hombre. Cuando Dios creó el Edén tenía la atmósfera del cielo. Era un lugar de completa abundancia, provisión y paz porque Su presencia estaba allí.

Si no estamos en la atmósfera adecuado nuestros dones y llamado no se desarrollarán a su máximo potencial. Dios crea atmósferas intencionalmente, formadas y diseñadas para que crezcamos. Él crea aquello que nos sostendrá.

La ausencia de la presencia de Dios es como si un pez estuviera fuera del agua. La atmósfera espiritual equivocada puede deteriorarnos espiritualmente.

Cuando vivimos fuera de la presencia de Dios por vivir en pecado, no hay cobertura o protección de la presencia de Dios sobre nuestras vidas. Eso fue lo que le pasó a los soldados de Israel.

Tres consecuencias de que la presencia sea quitada:

  1. Quedamos espiritualmente expuestos. No tendremos la protección o cobertura de Dios en nuestra vida. El diablo sabe cuando no tenemos protección. Cuando usted desobedece a Dios, o hay pecado o iniquidad el diablo lo sabe, haciéndole un blanco fácil a sus ataques.

  1. Nos volvemos religiosos. Empezamos a hacer las cosas mecánicamente. Todo en nuestra vida permanecerá igual. Cantamos las mismas canciones. Decimos las mismas oraciones. Pueden tener palabras bonitas pero la presencia no será manifestada. Como resultado de todo esto nos secamos espiritualmente.

 

  1. Morimos espiritualmente. Todo pecado es castigado con la muerte. El pecado físico, mental y espiritual nos hacen alejarnos de nuestra fuente de vida que es Jesús.

Asegúrese de, cuando no sienta Su presencia, correr a ella. Si usted no ha sentido Su presencia hace tiempo o se ha sentido espiritualmente seco, esos son señales de alerta de que debe arrepentirse de sus pecados y buscar a Dios. Pídale que se manifieste en su vida.

Si usted quiere protección, cobertura, y estar en el lugar al que ha sido llamado a estar, tiene que estar en la atmósfera de Su presencia.

Fuente: ElreyJesus.org

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .