Hasta luego, Madelin Valerio | 16 ABRIL 2020

Madelin Valerio

Madelin Valerio

Desde los 8 años de edad vi a Madelin llegar a la Iglesia con su hermanita de 7 años, caminar más de un kilómetro desde su casa para compartir con nosotros, no le importaba, lluvia, sol, frio o calor. Siempre temprano, esperando la hora del servicio, con una sonrisa como que nada de su entorno le afectaba. Su energía física, era el agente activante de su manera de proceder, su capacidad de servir era increíble, su mente era ágil, que la hacía una chica distinta a los demás.

Desde los 10 años de edad me decía: “voy a ser predicadora como usted, quiero acompañarlo a predicar”. Era muy sincera, hablaba lo que se tenía que decir y nunca ocultó sus errores, escuchaba con calma con sus ojos expresivos siempre puesto en su interlocutor.

“Nunca decía todo lo que le llegaba a la mente, ni tampoco era propensa a ofender”.

Estábamos a punto de preparar pasaportes para que nos acompañara al PERU, hasta que supimos de este cáncer, no les negaré que oramos mucho a Dios, pero me remonto a la palabra de Dios en Ezequiel 37:3 “Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes”. Todo lo que sucedió con su terrible enfermedad solo Jehová lo sabe.

“Además de ser predicadora su anhelo era ser doctora y cuando más cerca estuvo de conseguirlo, le sobrevino por desgracia una enfermedad que todavía, no conoce cura. Sin embargo, lejos de sumirse en una depresión, la enfrentó con una actitud indetenible e inquebrantable, al extremo de que nunca le gustaba que se enteraran cuando estaba en gravedad o en cuidados intensivos “nadie nunca le escuchó quejarse de sus dolores, tanto menos del dolor físico, que resistió hasta el final de su vida con indoblegable valor y firmeza”

“No me interrumpan estoy hablando algo con Dios, no se preocupen un ángel va conmigo”

No tuvo pausas, en su lucha por la vida le amputaran el brazo derecho y a tan solo cinco días de esa operación estaba con nosotros compartiendo en nuestro campamento juvenil; A pesar de su condición, nunca dejó de asistir a la iglesia, ni tampoco llegaba tarde, siguió en el ministerio de danzas, predicando y nunca se separó del ministerio de jóvenes.

Cuando su madre me llamo ese jueves 16 de abril, 9:13 AM, para darme la fatídica noticia sin mediar palabras me traslade a la casa en pocos minutos llego el féretro con sus restos mortales, y me toco destaparla y acomodarla… Murió como una guerrera, con una sonrisa en los labios, minutos antes de partir desde la cama dijo; no me interrumpan estoy hablando algo con Dios, no se preocupen un ángel va conmigo”. Puedo definir este momento como una tormenta tan dolorosa, que ha impacto en el alma y corazón de todos sus amigos y familiares sobre todo a Ciudad del Rey.

Estás, “en el paraíso que Dios le reserva a los elegidos, gracias por tu ejemplo de perseverancia, fidelidad y lealtad.

Sé que ella no podrá leer esto, pero no me queda otra cosa que expresar este sentimiento; Querida hija, hasta luego, te recordaremos como una verdadera Ciudadana del Reino, tenemos la esperanza de que te volveremos a ver.

Adiós Madelin, adiós hija, adiós amiga.

Dios les bendiga a Todos.

Pastor Israel Valenzuela
Ciudad del Rey, Rep. Dominicana

LA LUZ EN LAS TINIEBLAS RESPLANDECE

JUAN 1

  1. La luz en las tinieblas resplandece, y las tinieblas no prevalecieron contra ella.

El evangelista no está hablando de dos condiciones físicas (luz y tinieblas), las cuales son inertes e inanimadas, sino de dos reinos: el reino de la luz y el reino de las tinieblas (Lucas 11:18-20. Hechos 26:18. Colosenses 1:13. 1 Pedro 2:9)   los cuales son reales, tangibles y antagónicos, pues combaten entre sí.  Las tinieblas luchaban contra la luz tratando de oscurecer todo, mientras que la luz luchaba contra las tinieblas brillando; según la Palabra, en este enfrentamiento venció la luz y las tinieblas no prevalecieron contra ella.  Juan usa el tiempo pasado para decir que las tinieblas no prevalecieron, es decir que esto ya pasó, ellas ya fueron vencidas, ya fueron derrotadas y definitivamente sometidas; si hermanos, esto ya ocurrió, es algo que ya pasó.

Entonces, nosotros que somos su pueblo, que habitamos en su reino, quienes al igual que él somos luz del mundo (Juan 8:12. Mateo 5:14), debemos permanecer en su victoria, debemos seguir brillando y mantenernos en la libertad con que él nos hizo libres, reposando en su luz, resplandeciendo como luminares en el mundo, alumbrando en medio de las densas tinieblas que nos rodean, porque las tinieblas, tratarán de obscurecernos, tratarán de alejarnos de Dios y de la victoria de su hijo, tratarán de reconquistar lo  que perdieron. Sigue leyendo

El Peligro de Perder la Presencia de Dios

Resultado de imagen para presencia de Dios

En esta historia Israel perdió 30,000 hombres. ¿Pero por qué sucedió eso si Dios estaba protegiendo a Israel?

Fue porque la presencia de Dios no estaba en su vida. En el verso 19 vemos la palabra Ichabod que significa sin gloria, la gloria de Dios los dejó. En este capítulo el Arca fue capturada y Dios dejó a Israel, por lo que sufrieron grandes pérdidas.

Primero debemos entender la presencia de Dios y su propósito.

¿Qué es la presencia?

La presencia de Dios es la persona de Dios mismo revelado en un tiempo específico. Cuando la presencia de Dios se manifiesta, usted la siente. Su presencia es tangible – usted puede sentirla, verla y oírla. Puede sentirse y puede verse en el ámbito espiritual. La presencia también puede percibirse, nunca a través de un hombre sino a través de Dios mismo.

La presencia es una atmósfera que envuelve al cuerpo. Es un moment en el tiempo como una sombra que le cubre.

¿Por qué no puede sentir o percibir la presencia?

Cuando usted no puede sentir o percibir la presencia es por el pecado y la iniquidad. La iniquidad es la presencia de algo torcido, algo perverso. Es maldad, injusticia, algo inmoral. Cuando estas cosas están presentes en una persona crean una pared, haciendo imposible sentir la presencia y verla manifestada.


“Pero vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar de vosotros Su rostro para no oír.” – Isaías 59:2

¿Cuál es el propósito de la presencia?

El propósito de la presencia es que la Palabra de Dios sea manifestada. La presencia no puede ir separada de la Palabra. Las dos van juntas.

¿Cómo podemos tener acceso a la presencia?

A través de la oración y la adoración es que la presencia se manifestará porque la adoración es  reconocer a Dios. Cuando hay una constante progresión de adoración la presencia se siente más fuerte. La adoración crea una atmósfera donde la presencia de Dios es manifestada.

Al ser conscientes de Dios en nosotros en el momento presente. Estar conscientes de Él como si Dios estuviera justo al frente suyo. Recuerde que el Espíritu Santo mora en usted. Una atmósfera se construye a través de declaraciones, palabras, oración, y adoración. Cada persona que tiene un estilo de vida de oración y adoración siempre será un portador de la presencia de Dios.

Evidencias de que está en la presencia:

Tiene descanso, paz y abundancia de gozo.

¿Qué le pasa a una persona cuando está en la presencia?

  • Se despierta el temor de Dios dentro de ellos.
  • Se despierta el adorador dentro de ellos.
  • Hace que quieran buscar de Dios.

Los adoradores viven en la presencia de Dios, dondequiera que la presencia va ellos la siguen.

Aún si su vida es un desorden no debería correr de la presencia de Dios, tiene que correr hacia ella. Si usted hizo algo malo, si usted cometió un pecado horrible, usted debe siempre correr a la presencia.

Consecuencias de la atmósfera equivocada:

En el libro de Génesis vemos que Dios creó una atmósfera antes de crear al hombre. Cuando Dios creó el Edén tenía la atmósfera del cielo. Era un lugar de completa abundancia, provisión y paz porque Su presencia estaba allí.

Si no estamos en la atmósfera adecuado nuestros dones y llamado no se desarrollarán a su máximo potencial. Dios crea atmósferas intencionalmente, formadas y diseñadas para que crezcamos. Él crea aquello que nos sostendrá.

La ausencia de la presencia de Dios es como si un pez estuviera fuera del agua. La atmósfera espiritual equivocada puede deteriorarnos espiritualmente.

Cuando vivimos fuera de la presencia de Dios por vivir en pecado, no hay cobertura o protección de la presencia de Dios sobre nuestras vidas. Eso fue lo que le pasó a los soldados de Israel.

Tres consecuencias de que la presencia sea quitada:

  1. Quedamos espiritualmente expuestos. No tendremos la protección o cobertura de Dios en nuestra vida. El diablo sabe cuando no tenemos protección. Cuando usted desobedece a Dios, o hay pecado o iniquidad el diablo lo sabe, haciéndole un blanco fácil a sus ataques.

  1. Nos volvemos religiosos. Empezamos a hacer las cosas mecánicamente. Todo en nuestra vida permanecerá igual. Cantamos las mismas canciones. Decimos las mismas oraciones. Pueden tener palabras bonitas pero la presencia no será manifestada. Como resultado de todo esto nos secamos espiritualmente.

 

  1. Morimos espiritualmente. Todo pecado es castigado con la muerte. El pecado físico, mental y espiritual nos hacen alejarnos de nuestra fuente de vida que es Jesús.

Asegúrese de, cuando no sienta Su presencia, correr a ella. Si usted no ha sentido Su presencia hace tiempo o se ha sentido espiritualmente seco, esos son señales de alerta de que debe arrepentirse de sus pecados y buscar a Dios. Pídale que se manifieste en su vida.

Si usted quiere protección, cobertura, y estar en el lugar al que ha sido llamado a estar, tiene que estar en la atmósfera de Su presencia.

Fuente: ElreyJesus.org

TE CERRARON LAS PUERTAS

TE CERRARON LAS PUERTAS
– Fragmento del cápitulo 2 del libro; De lo Doloroso a lo Poderoso.

Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: Apocalipsis 3:7

Si siempre has dependido más de la gente y no de Dios para lograr las cosas que te has propuesto, vas a ver en tus narices como las puertas se cierran, vas a sentir dolor cuando la traición toca tu corazón.

La gente es dada a cerrar puertas cuando siente que tu éxito está por encima de ellos, es normal, es más te digo que aunque tu éxito dependa de Dios, (como debe ser), esto genera envidia, pues no se soporta que alguien que supuestamente no era nadie en la sociedad consiga en menos tiempo lo que a otros le costó años. La verdadera razón del porque las puertas se te han cerrado es porque te has acostumbrado, hasta al sonido que emite la cerradura, el llavín y es muy fácil entrar y salir por una puerta que conoce.

Sé que has luchado por mantener abiertas las puertas, que entiendes que Dios ha abierto para ti (ministerios, matrimonios, empleo, noviazgos, entre otro) al punto de interponerte, tratando de usar tus manos, para que estas no se cierre, causándote esta acción sangrado interno y externo, provocándote ira, desprecio, llegando a llamar a Dios injusto.

Cada puerta cerrada o abierta tiene un significado que va más allá de ese momento que estás viviendo, con el tiempo aprenderás el por qué, pero debes tener paciencia y seguridad de que Jesucristo sabe lo que está haciendo en tu vida, sin olvidar que hay dos tipos de puertas: las que abren hacia fuera y las que abren para adentro.

Cómo la estas abriendo?

Para adquirir este libro en República Dominicana escribenos, si estas fuera de Rep. Dominicana adquierelo AQUI

COMO OLER A PRESENCIA DE DIOS

COMO OLER A PRESENCIA DE DIOS

Todos tenemos momentos que incluyen altas, bajas, alegrías, tristezas,  y vivir dentro de una familia pastoral con reglas que parecerían ser absurdas, padres que a la vez son tus pastores conlleva a que la gente te vea como ejemplo y mientras vivíamos bajo la cobertura de mis padres nos mantuvimos en la iglesia: adquiriendo el olor a Dios; predicando, enseñando y ayudando. Naturalmente si quiere oler a Dios, debe de preparase pues será atacado por las huestes de maldad.

No se engañe pensando que va a oler a Dios con tan sólo decirlo y declararlo, esto, conlleva a vivir, un repudio al hedor del pecado.

Examíname oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y  conoce mis pensamientos; y ve si hay en mí camino de perversidad, y guíame en el camino eterno” Salmos 139:23-24

Este principio implica que deberá aprender, que es posible que olor de la presencia de Dios baje la intensidad y se hará auto-dependiente de ese perfume, cuando usted se pone un perfume muchas veces no siente la aroma pues su olfato se acostumbró a ese olor. Usted pensará que Dios lo ha dejado solo y creerá que no lo está respaldando. Hay personas que son muy inseguros aun cuando tiene el olor de la presencia y por eso no pueden activar nada en el mundo Espiritual.

Pocos en la biblia alcanzaron ese olor que tenía Elías, se enfrentó a los profetas de Baal, hacer descender fuego, ver los cuervos alimentarlo, decir que por su boca no lloverá, profetizar la muerte de Acab y de Jezabel. Era todo un hombre que no le tenía miedo al peligro a tal grado que no vio la muerte, sino que fue arrebatado.

Una frase muy común es que el pasajero se conoce por la maleta, la gente te conocerá por lo que eres y de la manera en que te dejas usar por Dios. Es lamentable que el olor de Dios permanezca en las personas que no merecen tenerlo.

Haga lo imposible por no perder el olor. Al perderlo, el enemigo hará un festín con su vida. El que este firme mire que no caiga. Si siente que ha perdido el olor, no se desespere ni se desanime, aplíquese de forma continua Filipenses 4:13 – Todo lo puedo en Cristo que me fortalece, mientras más busques de Dios, más cerca estará de su perfume.

Recuerde: presente su cuerpo en sacrificio vivo, con el transcurso del tiempo, usted alcanzará un perfume que desde lejos se sentirá.

Del Libro el Irresistible Propósito de Dios
Adquiéralo hoy mismo DALE CLICX AQUI  en Amazon