El Poder de Dios en Mí

el poder de DiosConsideramos dos naturalezas: La carne y el espíritu o el viejo hombre y el nuevo hombre. Sabemos que el viejo hombre es la naturaleza que recibimos al nacer físicamente de nuestros padres. Esta naturaleza es completamente corrupta y no puede agradar a Dios.

 El nuevo hombre es la naturaleza que recibimos al nacer espiritualmente por fe en el Señor Jesucristo. Esta naturaleza es pura y no puede pecar. Todo creyente verdadero tiene estas dos naturalezas dentro de sí, y están en constante conflicto el uno con el otro.

La carne quiere arrastrarnos al pecado, mientras que el espíritu quiere andar en la santidad. ¿Cómo podemos conseguir la victoria sobre la carne que mora en nosotros? Sigue leyendo

El Poder Todopoderoso del Espiritu Santo

Él Es Todopoderoso En La Deidad

Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno. — 1 Juan 5:7

Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad? Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios. Al oir Ananías estas palabras, cayó y expiró. Y vino un gran temor sobre todos los que lo oyeron. — Hechos 5:3-5

Creyentes Llenos Del Espíritu

Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios. — Hechos 4:31

Él Motiva El Amor Divino

Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. — Romanos 5:5

Artículo Relacionado
: Holy Spirit Rain Down – Santo Espiritu Desciende / La Llenura del Espíritu Santo / Mensaje al Espíritu Santo de Dios

El Espíritu Santo

El Espíritu Santo

El Espíritu Santo es la tercera persona de la Trinidad. El es Dios (Hechos 5:3-4). De igual manera que el Padre y el Hijo, El tiene voluntad (1 Cor. 12:11) y puede hablar (Hechos 13:2; 28:25).

El no es una cosa o una fuerza como sostienen algunas sectas. El es quien aplica al cristiano la redención comprada por el Hijo. El mora en el creyente, convence de pecado y de justicia, y enseña (Juan 14:26; 15:26; 1 Juan 2:27). Sigue leyendo