Evangélicos en la lucha de igualdad

 SANTO DOMINGO.- El presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica (CODUE) resaltó el proyecto de ley que procura un trato igualitario para las asociaciones religiosas cristianas del país, por considerar que el presente sistema en que está agrupada la sociedad moderna no permite “la discriminación ni los privilegios en una sola dirección”.

El reverendo Reynaldo Franco Aquino dijo esperar que el proyecto, que calificó como “una señal de justicia”, tenga acogida y no sea rechazado por ninguna institución, ni siquiera de la iglesia católica, y agregó que el sistema democrático no debe ser una democracia que descanse en papeles, sino en la práctica.

El proyecto de “Ley General de Asociaciones Religiosas”, sometido a la Cámara de Diputados por legisladores de distintos partidos políticos, busca reconocer a todas las religiones cristianas, cuya relación con el Estado dominicano no se encuentre amparada en una ley especial o en convenio internacional. En julio de 1954, el Estado dominicano suscribió con el Estado del Vaticano un convenio denominado El Concordato, que entre otros aspectos, reconoce que “La Religión Católica, Apostólica, Romana, sigue siendo la de la nación dominicana y gozará de los derechos y de las prerrogativas que le corresponden en conformidad con la Ley Divina y el Derecho Canónico”.

En evidente referencia al Concordato, el reverendo resaltó que la democracia debe ser garantía de equidad, equilibrio y derecho para todos por igual. “Pienso que esta es una gran oportunidad que tienen los partidos políticos y las diferentes instituciones del país de demostrar “que realmente estamos caminando hacia un afianzamiento de la democracia con esta legislación”.

Franco Aquino recordó que en el año 1954, cuando se suscribió el Concordato, la composición religiosa de la República Dominicana era totalmente diferente a la de hoy, y “ya todo el mundo sabe que la iglesia evangélica dominicana ha penetrado todos los espacios entre empresarios, productores de televisión, artistas, peloteros y la gente común”.

Dijo que los cinco mil pastores que forman parte del CODUE confían en que el proyecto sea aprobado por la Cámara Baja y el Senado, y reciba la promulgación del Poder Ejecutivo, en reconocimiento a la labor que por años ha estado realizando la comunidad evangélica. Sostuvo que de ser convertido en ley, el proyecto acabaría con los privilegios para un sólo sector. “Es un asunto de derecho, de equidad, que se impone, desde el punto de vista de una sociedad moderna y de un Estado que responde a los intereses nacionales”.

Mediante el Concordato, el Estado dominicano se comprometió a la construcción de iglesias, catedral y edificios de habitación para los obispos, así como a entregar una subvención mensual a las arquidiócesis para los gastos de administración y para las iglesias pobres.

Fuente Listín Diario 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.