Llena tu vasija

TEXTO: 2 Reyes 4:1-7

OBJETIVO: Mostrar que cuando tenemos la actitud correcta y la fe necesaria, Dios llena nuestra vida con el aceite del Espíritu. 

INTRODUCCION:

  • Una mujer viuda se encuentra con el profeta Eliseo y le pide ayuda. La mujer desesperada y con deudas que estaban a punto de quitarle lo que más quería sus hijos.
  • Era ley antigua que si el esposo moría con una deuda, el acreedor, podía cobrar con cualquier cosa que desee de lo que haya quedado, aun con la vida de la esposa y los hijos.
  • Dios proveyó la solución para esta viuda.
  • ¿Cómo una mujer pasó del desastre, angustia y desesperación; a ser una mujer bendecida y con paz?
  • Simplemente porque lleno su vasija.

 

I. ELISEO LE PIDIO LA VASIJA QUE TENIA EN CASA. v. 2

  1. La pregunta: ¿Qué tienes en casa?.
  2. La respuesta: “NINGUNA cosa, SINO una vasija”. La mujer pensó que su vasija rota y vieja no podría ser el instrumento del milagro.
  3. Dios utilizó lo que tenía en casa de la viuda, aunque parezca inservible. (¿Cómo sería la vasija de la pobre mujer?)
  4. Dios quiere utilizar lo que tu tienes. Sanar y restaurar tu corazón. El quiere hacer algo especial en ti, aunque creas que no se puede.
  5. El quiere llenar tu vasija con aceite.

II. LA VIUDA TENIA QUE CONSEGUIR MUCHAS VASIJAS. v. 3-5

  1. La mujer debía obedecer la voz del profeta: buscar MUCHAS vasijas y encerrarse en su casa.
  2. Debía ser diligente en su trabajo. No se podía quedar sentada y esperar que se solucione todo.
  3. La bendición fue proporcional a la fe en la palabra profética y su diligencia en conseguir las vasijas.
  4. La fe actúa en base a la acción que realizamos.
  5. ABRAHAM – JOSUE – HEBREOS 11
  6. La vasija fue llena de aceite (bendición) pero debía esforzarse para lograrlo.
  7. RECOGIO VASIJAS – RECOGIO ACEITE – VENDIO ACEITE.
  8. Si te esfuerzas, trabajas duro, y le crees a Dios EL ACEITE SERA ABUNDANTE.

III. EL ACEITE CESO CUANDO NO HUBO MAS VASIJAS. v. 6

  1. No se cuantas vasijas llenó, pero si se que fueron muchas; eso le abasteció para pagar la deuda y vivir algunos años.
  2. Dios le dio aceite en la medida que ella buscó y trabajó pero, cuando no hubo vasijas, no hubo aceite.
  3. Nunca estamos estrechos en las riquezas de la gracia de Dios. LA ESTRECHEZ ESTA EN NOSOTROS.
  4. Lo que falta no es la promesa es la fe.
  5. Solo vasta decir ¡No quiero más! y Dios no te da más.
  6. Dios quiere llenar tu vasija, pero necesita un lugar donde poner el aceite.

CONCLUSION: 

  • ¿Estas dispuesto a ser llenado con aceite?…
  • ¿Hay lugar donde poner el aceite?.
Anuncios

Un pensamiento en “Llena tu vasija

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s