No Inviertas tus Prioridades

Por L.Baez
 
“Por nada estéis afanosos; antes bien, en todo, mediante oración y súplica con acción de gracias, sean dadas a conocer vuestras peticiones delante de Dios”. Filipenses 4:6
 
Tener las prioridades en orden es la garantía de que hemos entendido el plan de Dios para nuestras vidas. Prioridad son las cosas más importantes y a las que le ponemos mayor atención. Prioridad significa anterioridad de una cosa respecto de otra en tiempo, espacio, importancia, urgencia o preferencia. La Biblia contiene principios espirituales que nos ayudan a determinar nuestras prioridades en la vida, pues en la generalidad de los casos si las prioridades están invertidas nadie logra tener éxito integral. “Echando toda vuestra ansiedad sobre El, porque El tiene cuidado de vosotros”. 1 Pedro 5:7
 
Las cosas espirituales siempre serán las más importantes, pues somos seres espirituales con necesidad de buscar a Dios. La tendencia es a revertir o invertir el orden de esas prioridades, poniendo en primer lugar el cuerpo, las emociones, los sentimientos, el intelecto, el éxito profesional y la posesión de cosas, y dejando de lado todo lo de Dios. Para los que no creen y aun para muchos creyentes lo material tiene más importancia que lo espiritual, es por eso que dedican todo su esfuerzo y su tiempo en buscar solo esas cosas, olvidándose de lo más importante: “Su condición espiritual”. “No mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas”. 2 Corintios 4:18
 
Si Dios tiene la primera prioridad en nuestras vidas, deberíamos preguntarnos cuánto tiempo dedicamos para tener comunión con Él, para leer y estudiar su palabra o para orar y buscar la su dirección en procura de ser guiados a tomar decisiones conforme a su voluntad?. Acaso podemos decir que Dios tiene la primera prioridad en nuestra vida si dedicamos más tiempo a la televisión y al ocio que a buscar su rostro en oración para ser bendecidos. Si pensamos que por visitar la iglesia el domingo y tener la biblia abierta en un salmo ponemos a Dios en primer lugar, estamos totalmente equivocados. Esto solo nos da un estatus de religiosidad que no nos ayuda a la transformación de nuestra vida y de nuestro carácter, porque definitivamente Dios no es religión, sino RELACION. “Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová, y apártate del mal; porque será medicina a tu cuerpo, y refrigerio para tus huesos”. Proverbios 3:5-8
 
“Los que confían en Jehová son como el monte de Sion, que no se mueve sino que permanece para siempre”. Salmos 125:1
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s