Los Apostoles de ahora. FALSOS O VERDADEROS?

Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. Así que no es extraño sí también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras. 2 de Corintios 11:13-15.

Los verdaderos apóstoles del Señor son servidores de Él, no exigen que les sirvan. Los verdaderos apóstoles son humildes pero sabios, si fuere soberbio no puede ser apóstol verdadero, porque Dios resiste a los soberbios y da gracia a los humildes (Santiago 4:6). El verdadero apóstol no saquea a las iglesias lo entrega todo para el Señor. Al decir esto no estoy afirmando que el verdadero apóstol no tiene derecho a vivir en comodidad al tener un buen carro, o una linda casa, no es eso lo que estoy diciendo.

Me refiero a que el verdadero apóstol tiene todos estos derechos, siempre y cuando los obtenga con dignidad y no con engaño o manipulación.

Hoy en día tenemos una gran fiebre por ser apóstoles y hasta profetas, aunque de este último me estaré refiriendo en otro tema exclusivo sobre los profeta falsos o verdaderos. Pero me ha llamado la atención la multitud de pastores que de un momento a otro se llaman apóstoles, y algunos se dicen apóstoles de los jóvenes, cuando muchos de ellos, ni siquiera saben que significa ser un verdadero apóstol, ni conocen de las sagradas escrituras pues la mayoría de ellos no leen la Biblia. Por eso siempre están contando fantásticas historias, historietas que les fascinan a sus pobres oyentes, pobres en el conocimiento de la palabra del Señor.Muchos de los que se dicen ser apóstoles hoy en día, son soberbios, crueles en despojar a los ingenuos quitándoles sus propia comida; despiadados con quienes no están de acuerdo con ellos, avaros, pues todo lo quieren sólo para ellos, vanagloriosos, pues sólo hablan de sus grandes éxitos o sus grandes leyendas, tanto hablan de ello que no queda nada para la gloria del Señor. Recientemente una hermana de Francia me contó la siguiente experiencia:

“Estábamos en Alemania en un convención, cuando llegaron dos de estos famosos apóstoles, latinoamericanos Llegaron todos barbudos y sucios al gran evento, ellos tomaron la palabra y contaron lo siguiente: El Señor nos mando a ungir con aceite toda esta ciudad, y alquilamos un carro, e hicimos una hendidura en forma de cruz abajo en el carro, adentro llevábamos los galones de aceite y caminamos calle por calle ungiendo con aceite, para que el Señor mande avivamiento a esta ciudad. …..

El problema es que nos quedamos sin plata y sin hotel, pero hemos cumplido con el Señor. Él nos hablo de este lugar y nos dijo que contáramos este testimonio con ustedes y que Él les bendecirá a ustedes por lo que van a sembrar en nuestro ministerio. Los hermanos se emocionaron y comenzaron despojarse de todo, yo me acerque al apóstol tal y le dije: Fantástica historia contaste, y me vio con odio, y no me saludo”comentó nuestra hermana.

Todos estos falsos apóstoles cuentan fantásticas historia, que estoy seguro que ni ellos mismos se las creen. Como un apóstol del área de Washington DC, dijo que cuando él pasa por la iglesia de los mormones, las luces de ese lugar se apagan ante la gran unción que él tiene. Les aseguro que llenaríamos libros enteros leyendo los grandes cuentos que estos apóstoles soberbios cuentan. El apóstol Pablo le llama fábulas profanas. 1 Timoteo 4:7. Profanas, porque profanan el púlpito para luego sacarles el dinero a sus adormecidos oyentes. Despiadados, porque no perdonan a las ovejas sencillas y humildes, aborrecedores de lo bueno, porque aborrecen la sana doctrina. Que tienen apariencia de piedad, son grandes actores cuando están en los púlpitos. Favor leer 2da. de Timoteo 3:1-9.

No dudo que hay verdaderos apóstoles, pero si tú eres apóstol y practicas algunas de las características que menciona Pablo en II de Timoteo 3, entonces eres falso apóstol, en tal caso te recomiendo pedir perdón al Señor, y a la congregación y humillarte. Te aseguro que te encontrarás al mismo Señor que le servías en los primeros días de tu conversión. Y el verdadero fuego del Espíritu Santo volverá a tu vida, si haces esto tu vida será de mayor bendición al pueblo del Señor.

Dios bendiga a los verdaderos apóstoles, algunos de ellos yo los conozco y mis respetos para ellos, pero tenga misericordia el Señor de los que se dicen ser apóstoles y no lo son.

Fuente: lafinalapostasia.blogspot.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s