Panegírico: Santana Abreu Perdomo, Pastor Iglesia Apostólica y Misionera

Salmos 116:15 Reina-Valera 1995 (RVR1995)  15 Estimada es a los ojos de Jehová la muerte de sus santos.

Queridos ministros, hermanos, La iglesia Apostolica y Misionera tiene tres familias de las mas viejas que son las: Valenzuela Peña , Gruz Galvez y Abreu Rosario, nos sentimos afectados porque un miembro de la familia se nos va. hoy 29 de Julio estamos frente a un hombre que hizo historia en nuestros corazones Santana Abreu Perdomo, una enfermedad se llevó el cuerpo  pero no su corazón, este hombre que por más de veinticinco años desafió todos los momentos amargos, difíciles y fuertes y salió vencedor El hecho de su muerte consterna nuestro ánimo y estremece con escandaloso estrépito de catástrofe el alma apostólica.

Dos muertes en este concilio han producido tal sentimiento de consternación como las del Reverendo Manuel Pujols años pasados y esta de hoy que ha producido en la Iglesia Apostólica y Misionera tal sensación de angustia.

Es que todos sabemos que hoy perdemos al mejor guardián al que le debemos gran parte de nuestro crecimiento y al mejor defensor de la unidad Apostólica. Este acontecimiento ha sido abrumador que aún nos resistimos a creerlo. ¡La tierra vacila todavía bajo nuestros pies y parece que el mundo se ha desplomado sobre nuestras cabezas”

¡Quién nos hubiera dicho que el hombre extraordinario a quien hace apenas unas semanas comentábamos anécdotas y travesías siendo el presidente del Consejo Nacional de Ancianos,  y verlo aquí con ojos cerrados, pero con una sonrisa.  Pero ahí está la tremenda realidad. Muda está ya la boca de donde salieron tantas órdenes de iglecrecimeinto y de unidad. Inmóviles se hallan sobre el pecho, donde el corazón ha cesado de latir, las manos que sostuvieron la Biblia que simbolizó durante años un hombre íntegro y con principios. Yace ahí el pecho heroico donde flameó orgullosamente, la bandera de la Iglesia Apostólica y Misionera.

No es esta la hora de hacer la apología de la obra y la figura de Santana. Las lágrimas que nublan nuestros ojos y la emoción que empaña nuestra voz no nos permitirían cumplir con debida esa tarea, pues el Presidente actual Joel Bierd ya ha dicho parte de esa remembranza.

Para este ministro a quien ahora nos disponemos a entregar a la tierra, ha llegado fatalmente ese momento. Sea cual sea, señores, la actitud de la posteridad ante su obra y ante su memoria, desde ahora podemos afirmar que el nombre de Santana está grabado para siempre en nuestras memorias finitas y esperemos que las nuevas generaciones no olviden a este hombre de valor e integridad.

El legado que nos deja es enorme e imperecedero. Sus obras permanecerán mientras permanezca la Iglesia Apostólica y Misionera y exista en ella un solo Apostólico consciente de lo que significa tener iglesias en el Cibao, en el sur y parte de Santo Domingo, en Estados Unidos, en Venezuela y  ser unos de los fundadores del Consejo Dominicano de la Unidad Evangélica y de todo el bien que ha emanado.

¡Qué grande hombre fue Santana, como un padre que nos vio crecer, nos vio desarrollarnos y cómo se proyecta su legado sobre la historia de la Iglesia Apostólica y misionera!,  sus mismos errores merecen nuestro respeto porque fueron hijos de su pasión desvelada por el crecimiento de la obra y por el deseo de las que cosas se hagan bien.

Recuerdo que en una ocasión inolvidable me dijo con cierto timbre de emoción en la voz: “Varón si la gente entendiera que todo lo podemos en cristo, las cosas fueran diferentes”.

Este hombre tuvo una confianza ciega en Dios, Santana fue fundamentalmente un hombre decidido.  A todas las personas que están en este cementerio, Cristo Redentor  sepan que hoy se nos va un Capitán incansable que mato el sueño y que no conoció la fatiga.

Fuiste un padre para la Iglesia Apostólica y Misionera por quien tanto luchaste, pero no se preocupe Pastor que lo que sembró no fue en vano, Sé que te fuiste con las botas puesta y que cara a cara esperamos verle más allá del Cielo Azul.

Querido Santana, hasta luego. Tus hijos espirituales, veteranos de las campañas que libraste durante más de 25 años, te recordaremos como un verdadero Apostólico y no omitiremos medios para impedir que se extinga la llama que tú encendiste en el corazón de todos los apostólicos, pero tenemos la esperanza de que te volveremos a ver. Adiós Santana, adiós amigo, adiós pastor.

Dios les bendiga a Todos,

Panegirico pronunciado por el Ministro Israel Valenzuela Peña, Director de Misiones Iglesia Apostólica y Misionera Inc. en la República Dominicana.

Relacionado: Noticia Fallecimiento Pastor Santana Abreu

Anuncios

Un pensamiento en “Panegírico: Santana Abreu Perdomo, Pastor Iglesia Apostólica y Misionera

  1. Pingback: Perder un amigo querido es como perder un Padre – Gregorio Gómez García |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s