Es Nicolas Maduro, una Autoridad puesta por Dios?

20130415-012838.jpgSométase toda persona a las autoridades que gobiernan; porque no hay autoridad sino de Dios, y las que existen, por Dios son constituidas. Por consiguiente, el que resiste a la autoridad, a lo ordenado por Dios se ha opuesto; y los que se han opuesto, sobre sí recibirán condenación. Romanos 13:1-2

Pasajes tan incomodos como este, nos llevan de inmediato a preguntarnos: ¿esto incluye al jefe que tengo, aunque sea un impío y un incompetente?; ¿aplica para un país cuyo líder fue impuesto a través de un golpe de estado?; ¿el marido borracho y golpeador ha sido puesto por Dios con autoridad en su casa? o tal vez ¿tengo que sujetarme al pastor que no comprende mi situación y se comporta de una forma que no me gusta?

Desde el origen mismo de la humanidad hemos acariciado el sueño de “liberarnos” de la autoridad. La serpiente tentó a Eva ofreciéndole la oportunidad de tomar sus propias decisiones y ser independiente de Dios. Algunos piensan que ellos no son como Eva y que no tienen ningún problema en someterse a Dios, e incluso a las autoridades humanas; siempre y cuando éstas sean suficientemente inteligentes, justas y capaces. Este pensamiento suena muy lógico, pero el pasaje citado nos dice que toda autoridad ha sido puesta por Dios, lo cual incluye a las que no nos gustan o consideramos inadecuadas o injustas. También dice que el sometimiento debe ser ejercido por todos.

El meollo del asunto está en: “no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas”. Con frecuencia pensamos que Dios solo ha puesto a las autoridades legítimas y justas, pero no es lo que la escritura dice:

Faraón fue un gobernante despiadado que explotó a los israelitas y asesinó niños. Era sumamente terco y arrogante, pero Éxodo y Romanos declaran: “Porque la Escritura dice a Faraón: Para esto mismo te he levantado, para mostrar en ti mi poder, y para que mi nombre sea anunciado por toda la tierra”.

 Saúl fue un rey desobediente y hasta asesino, pero Dios dice claramente en 1 Samuel 15:11 que fue Él y no los israelitas, quien puso a Saúl como Rey. “Me pesa haber puesto por rey a Saúl…”

 Dios explícitamente llamó a Nabucodonosor, “mi siervo”. (Jeremías 25:9). Este rey fue un impío que hizo mucho mal al pueblo de Israel; pero fue Dios quien lo puso ahí para cumplir sus designios.

 Jesús le declaró a Pilato, el cual no era ningún santo, lo siguiente: “Ninguna autoridad tendrías contra mí, si no te fuese dada de arriba…”

 Así que no son las malas decisiones de la democracia, ni los errores personales quienes nos han llevado a estar bajo ciertas autoridades. Es Dios quien ha puesto todas y cada una de ellas sobre nuestra vida.

Un segundo argumento que algunos esgrimen para no someterse, es que con frecuencia las autoridades hacen peticiones poco razonables. Eso también suena muy lógico para quienes hemos comido del árbol del conocimiento del bien y del mal, pero resulta que Dios mismo hace solicitudes “ilógicas”.

Dios le ordenó a Abraham que sacrificara a su hijo Isaac. ese hijo tan esperado y sobre quien pesaban tantas promesas.
En Génesis 16 Dios le ordena a Agar que se someta a Sara, quien había sido injusta y dura con su sierva.

Dios le ordenó al pueblo de Israel que rodeara Jericó durante 7 días. ¿Suena razonable?

Felipe estaba teniendo un éxito tremendo en Samaria pero en Hechos 8 leemos que Dios le ordenó que dejara eso y se dirigiera a un camino en el desierto.

 Aunque no debemos obedecer una orden que vaya directamente en contra de la Palabra, Dios siempre demanda sumisión hacia las autoridades que Él ha puesto. El ejemplo de David en este sentido es impresionante. Saúl había sido elegido por Dios pero su desobediencia reiterada hizo que la presencia de Dios se alejara de él y que fuera atormentado por demonios. Su locura lo llevó a intentar asesinar a David una y otra vez. Por su parte, David tuvo dos oportunidades claras de vengarse, pero no lo hizo porque sabía que Saúl era “El ungido de Jehová”.

¿Estamos haciendo nosotros lo mismo con nuestras autoridades?

…exhorto ante todo, a que se hagan rogativas, oraciones, peticiones y acciones de gracias, por todos los hombres; por los reyes y por todos los que están en eminencia, para que vivamos quieta y reposadamente en toda piedad y honestidad 1ª Timoteo 2:1-3.

Anuncios

2 pensamientos en “Es Nicolas Maduro, una Autoridad puesta por Dios?

  1. Aprobar el aborto, también es un crimen porque ¿que dice el antiguo testamento? ¡ no mataras , no cierto ! entonces al legalizar el aborto, estamos legalizando el crimen de una vida que esta por nacer.

    Algunas iglesias dicen y creen que algunos preceptos de la ley mosaica hoy día ya no surten efecto , porque todo se cambio o una buena parte del viejo testamento, con el nuevo pacto que Jesus hizo con Dios ¡ no cierto !
    Pero te pongo por ejemplo. Si una persona como Adolfo Hitler que asesino a millones de judíos se arrepentía de corazón antes de morir, Dios le perdonaba.

    A mi realmente me cuesta creerlo, he incluso si uno se suicida y antes de hacerlo le pide perdón a Dios, sera perdonado. De todas maneras es tan grande el amor de Dios que si uno se arrepiente de corazón le sera perdonado todo.

    Lo único que no sera perdonado, es la blasfemia contra el espíritu santo.

    Deseo una opinión tuya Israel.

    Bendiciones y que tengas una semana muy positiva

    Me gusta

  2. Hola Israel.

    Muy puntual tu comentario, pero alguna vez le escuche a un Testigo de Jehova , que si tenemos por autoridades a gobernantes que quieren legalizar el aborto, el homosexualismo, el lesbianismo, estos dos últimos como formas de sociedad conyugal, entonces allí si la iglesia tiene que levantar su voz de protesta, porque aprobar este tipo de instituciones aparentemente civiles de sociedad conyugal, va en contra de la palabra sagrada de Dios. 1 Co 7 (leer todos los versículos)

    Cuando tenemos por autoridad a un jefe tirano, hay una cita bíblica que dice que igual tenemos que someternos a este tipo de personas como jefes, desde el punto de vista laboral , pero eso tampoco implica humillarnos ante esa persona.

    Al único ser al cual debemos humillarnos es ante nuestro Dios y soberano Jehova y pedirle cualquier cosa a través de Jesucristo 1 Tim 2:5 que es nuestro intercesor y mediador.
    El único que se merece honrar y glorificar es Dios el Padre . Al honrar al padre, honras al hijo Juan 14:13 y 14

    Igual si tenemos un conyugue tirano, tenemos que hacerle cambiar su forma de pensar a través de enseñarle la palabra de Dios. Esto consta en todos los versículos de 1 Corintios 7, acerca de la sociedad conyugal-

    Muy puntual tu comentario anterior ya que citas en antiguo testameno , mencionando citas biblicas muy importantes. Felicitaciones y bendiciones

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s